viernes, 15 de marzo de 2013

Globovisió a otras manos

Globovision

Alerta IPYS Venezuela

Propietario de Globovisión anunció que televisora será vendida luego de elecciones presidenciales

El 11 de marzo de 2013, Guillermo Zuloaga, uno de los mayores accionistas de Globovisión, planta televisiva privada que opera en Caracas, Distrito Capital, anunció que el canal tiene “una oferta formal de compra”, lo cual implica la venta a un nuevo accionista. Admitió que por razones políticas, económicas y jurídicas que hacen económicamente insostenible, se estaría haciendo la negociación del canal, que según informó, se concretará después del 14 de abril, luego de las elecciones presidenciales, que se realizarán tras el fallecimiento del Presidente Hugo Chávez.

En una carta enviada a los trabajadores del canal, Guillermo Zuloaga afirmó que se vio obligado a aceptar la propuesta de compra que le presentó Juan Domingo Cordero, inversionista y representante de negocios del sector bancario privado del país.

Justificó esta acción al señalar: “Somos inviable económicamente, porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades de caja. Ni siquiera podemos subir los sueldos lo suficiente para compensar la inflación y mucho menos para compensar la devaluación.  Somos inviables políticamente, porque estamos en un país totalmente polarizado y del lado contrario de un gobierno todopoderoso que quiere vernos fracasar. Somos inviables jurídicamente porque tenemos una concesión que termina y no hay actitud de renovárnosla” (http://globovision.com/articulo/globovision-informara-este-lunes-sobre-versiones-de-supuesta-venta-del-canal)

Zuloaga, también, señaló que por las discordancias y las amenazas emitidas desde el gobierno nacional él coloca en duda que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) -organismo encargado de regular el espectro radioeléctrico del país y ente adscrito a la Vicepresidencia de la República- renueve la concesión al canal que le permite operar en señal abierta Caracas y otros estados de la región central del país, luego del vencimiento de la misma, que será en el año 2015.

Zuloaga afirmó, además: “estamos acosados por las instituciones del Estado, apoyadas en un TSJ (Tribunal Supremo de Justicia, máximo órganos poder judicial) cómplice que las ayuda y colabora en todo aquello que nos pueda perjudicar”. 

Intereses político-partidistas

A la par, Guillermo Zuloaga admitió que la conducción de esta empresa televisiva se inclinó hacia el sector político opositor, en el proceso de elecciones presidenciales del 8 de octubre de 2012, en las que resultó electo el Presidente Hugo Chávez: “tomé la decisión de hacer todo lo que estuviera en nuestro poder, a riesgo del capital de los accionistas y conscientes de las implicaciones que esta actitud podría traer, para lograr que la oposición ganara las elecciones de octubre. Era la oportunidad, como venezolanos, para recuperar nuestro país. En Globovisión lo hicimos extraordinariamente bien y casi lo logramos, pero la oposición perdió”.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en sus artículos 57 y 58 garantiza el derecho a la libertad de expresión y establece que la información debe ser plural e imparcial.

Cualquier acción o presión directa o indirecta, auspiciada por actores estatales o por particulares (gobiernos o empresas privadas), que afecte los principios de pluralidad e imparcialidad o pretenda silenciar ideas y opiniones son contrarios a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Coyuntura electoral

El anuncio de la negociación del canal se realizó 6 días después que ocurriera el fallecimiento del Presidente Hugo Chávez, y luego de 2 días de que el Consejo Nacional Electoral  (poder electoral) informara que las elecciones presidenciales se realizarán el 14 de abril de 2013, en las cuales se medirán por el sector oficialista Nicolás Maduro, quien fue juramentado por el poder legislativocomo Presidente encargado; Henrique Capriles Randonski, con el respaldo de las fuerzas opositoras agrupadas en la Mesa de la Unidad Democrática; y otros 3 candidatos.

A pesar de que diversos periodistas del canal han manifestado que este medio seguirá realizando su labor informativa manteniendo una línea crítica que ha caracterizado a Globovisión, la posibilidad de venta del canal  puede generar incertidumbre sobre el ejercicio independiente y plural de Globovisión -único canal dedicado, en su mayoría, a contenidos informativos del país- durante los próximas semanas, las cuales estarán dedicadas a la coyuntura electoral que vive el país.

Accionistas

Hasta ahora, Globovisión está representada por la empresa Corpomedios GV inversiones cuyas inversiones en un 60% le corresponden a Unitel Vzla C.A (pertenecientes a Guillermo Zuloaga); un 20% es propiedad de DNS inversiones (perteneciente a Daniela Nuñez Scannone); y un 20% es posesión del Sindicato Ávila, cuyos fondos son representados por Nelson Mezerhane (http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/infografia-asi-se-distribuyen-las-acciones-de-glob.aspx).

Sanciones y agresiones

IPYS Venezuela ha registrado 54 alertas en lo que va de 2013. En 14 de casos se han reportado por incidentes contra Globovisión y sus equipos periodísticos. Esto representa el 27% de los casos registrados.  Es decir, 3 de cada 10 casos de violaciones a la libertad de expresión, registrados en lo que van de año han afectado a la televisora o a sus trabajadores.

Globovisión es un medio que ha mantenido una línea crítica a la gestión gubernamental en los últimos 12 años. Esta situación ha llevado a los trabajadores y a la empresa a  enfrentar agresiones, sanciones administrativas, judiciales, amenazas, y acciones de intimidación, en su mayoría, por parte de representantes estatales.
Conatel ha aplicado 8 acciones administrativas contra Globovisión. Uno de ellos implicó una sanción con el pago de una multa por el 7,5% de sus  ingresos brutos de la empresa, que equivalían a 9.300.000 bolívares fuertes (unos 2.100.000 dólares al cambio oficial en Venezuela, para el momento). Este procedimiento se ejecutó el 18 de enero de 2013 y fue consecuencia de su cobertura informativa sobre la crisis penitenciaria que se presentó en la cárcel El Rodeo, ubicada en las adyacencias de Caracas, en junio de 2011.

También, el 09 de enero de 2013, por presuntamente incitar al "desconocimiento de las autoridades legítimamente constituidas", y generar "zozobra", y "alteraciones del orden público", Conatel abrió otro procedimiento administrativo sancionatorio a esta planta televisiva privada. La investigación se realizó por la difusión de 4 micros audiovisuales referentes al artículo 231 de la Constitución Nacional, y comparaciones de declaraciones de autoridades del Estado Venezolano.  
Conatel alegó que el canal presentó una errada interpretación del artículo 231 de la Constitución, el cual se refiere al inicio de un nuevo período constitucional, así como el procedimiento de juramentación del presidente electo mediante votaciones populares. Esta situación se enmarcó en el inicio de un nuevo período presidencial en Venezuela, al resultar reelecto Hugo Chávez, como primer mandatario nacional en octubre de 2012, y tras su ausencia del territorio nacional por reposo postoperatorio, autorizado por la Asamblea Nacional. Hasta la fecha, el ente regulador no había emitido ninguna conclusión por este caso.

Por otra parte, este canal no fue incorporado  para operar en durante el proceso de prueba de la Televisión Digital Abierta, proyecto que inició en febrero de 2013 con el impulso del ejecutivo nacional, que pretende migrar a un sistema digitalizado para optimizar la calidad de la televisión en Venezuela. El medio rechazó esta situación por considerar que la decisión era discrecional por parte del gobierno nacional que podría afectar la viabilidad operativa de esta planta televisiva.

Presiones

IPYS Venezuela aboga tras esta decisión de los accionistas de Globovisión se mantenga la estabilidad para sus trabajadores, la independencia y pluralidad de su labor periodística y en la continuidad de un medio de comunicación abierto a la denuncia de los problemas de los ciudadanos.

De igual manera, IPYS Venezuela recuerda que para que exista un pleno ejercicio de la libertad de expresión es necesario que respeten garantías para que medios de comunicación y periodistas puedan realizar su trabajo de forma plural, independiente y sin ningún tipo de riesgo. La libre expresión e información es necesaria para la consolidación de los principios democráticos, así como para potenciar la convivencia ciudadana en la sociedad. Estos derechos, además, deben estar por encima de intereses individuales, políticos y económicos de los representantes de las empresas mediáticas.
Por otra parte, la mayor fuente de ingresos publicitarios en Venezuela proviene del sector estatal. Existe un uso abusivo del poder estatal al aplicar discreciones para la inversión económica en los medios televisivos, radioeléctricos e impresos, favoreciendo a los medios públicos y con afinidades con el gobierno nacional, en sus líneas editoriales. 

En este sentido, las presiones indirectas de tipo económico, como la asignación discrecional de publicidad oficial, divisas para la compra de insumos o regulaciones fiscales, para premiar o castigar a los medios de comunicación, por su orientación informativa, puede afectar el trabajo informativo de un medio de comunicación, por lo que resulta contraria a la libertad de expresión. Así lo establece la Declaración de Principios de la Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al contemplar:  “La utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública; la concesión de prebendas arancelarias; la asignación arbitraria y discriminatoria de publicidad oficial y créditos oficiales; el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión, entre otros, con el objetivo de presionar y castigar o premiar y privilegiar a los comunicadores sociales y a los medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley. Los medios de comunicación social tienen derecho a realizar su labor en forma independiente…”.

Puede revisar las alertas de IPYS Venezuela en relación a los ataques a la libertad de prensa que han afectado la labor de Globovisión, en http://ipys.org.ve/alertas.aspx

Etiqueta: Amenazas de acciones administrativas, amenazas de acciones legales, retiro de publicidad oficial por razones informativas/ ideológicas, otras funciones estatales no específicas.


--
Mariengracia Chirinos

Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela)
Mail: mchirinos.ipys@gmail.com 
Celular: +58 4242148813
Oficina; +58 2124212309/ 4212340
www.ipys.org.ve

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada