miércoles, 17 de julio de 2013

Los Periodistas que Triunfan Destinados a Morir Jóvenes



Nueva York, 28 (Reuter). carreras, entre los 30 y 40 años
Los periodistas que triunfan en su profesión, y otros que tra­bajan con palabras, fallecen a edad mucho más temprana que la gente que tiene éxito en otras actividades, según se desprende de un estudio publicado en el úl­timo número de la revista de la Asociación Psiquiátrica Norte­americana.
La revista dio a conocer las conclusiones de un estudio efec­tuado a lo largo de 12 años por dos investigadores de la Com­pañía de Seguros Metropolitan, acerca de la vida probable de las personas que figuran en el "quién es quién".
Los investigadores, Jules Quint y Bianca Cody, comprobaron que los incluidos en el "quién es quién", vivían un mayor núme­ro de años que el resto de la po­blación, siempre tratándose de promedios. Las conclusiones se basaron en un total de 6.329 hombres que participaron en el estudio.
Llegaron a la conclusión de que la tasa de mortalidad de los mencionados en el "quién es quién", era un 57 por ciento de la registrada para todos los fun­cionarios blancos, propietarios. administradores y profesionales de Estados Unidos.
Los investigadores manifesta­ron que sus conclusiones "con­tradicen la creencia existente en ciertos círculos, en el senti­do de que el ritmo implacable que se impone los hombres de ambición para triunfar en sus
u mas alía, se relieja mevitaoie­mente en mala salud y muerte temprana cuando estan en la cincuentena".
También comprobaron que la tasa de mortalidad para los nombres registrados en el libro de los triunfadores, "es sólo un 86 por ciento de la correspon­diente a individuos asegurados".
Pero la gente que "vive de las palabras" constituye una 'excep­ción.
La revista señala: "Correspon­sales, periodistas, escritores, edi­tores y críticos, ostentan las más altas tasas de mortalidad. La ta­sa de mortalidad entre corres­ponsales y periodistas, es más del doble en relación a la del resto del grupo estudiado".
Los investigadores manifiestan que los corresponsales y otros pe­riodistas tienen la única tasa de mortalidad que supera hasta en un tercio a la del resto de la po­blación masculina blanca.
Eclesiásticos, educadores y mi­litares, tienen tasas de mortali­dad inferiores al promedio, mientras que los médicos y fun­cionarios gubernamentales pre­sentan un promedio de mortali­dad superior al nivel medio.
Los más favorecidos, dentro del grupo de gente mencionada en el "quién es quién", parecen ser los científicos exitosos.

Los investigadores excluyeron de su estudio a las mujeres por­que, dice la revista, había muy pocas enumeradas en el "quién es quién" como para poder rea­lizar 11t1 análisis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada