jueves, 8 de enero de 2015

La Casa del Periodista del Táchira

 Un lugar de encuentro en La Concordia
Durante 10 años lucharon para consolidar la construcción de la Casa del Periodista.
Gráficas: Andrés Rodríguez
La sede del Casa del Periodista fue una de las instituciones que “revolucionó” La Concordia, luego de que se culminase su construcción en el año 1971, la pasiva parroquia se convirtió en el sitio de reunión  de los letrados e intelectuales de la época, según recuerda uno de los habitantes del barrio El Carmen. Pero además, en esos años los salones de fiesta de la actual sede del Colegio Nacional de Periodistas llegaron a ser uno de los principales sitios de relevancia para la sociedad tachirense
Ana Alejandra Laya.-Cada 27 de junio, los periodistas tachirenses se reencuentran en la parroquia La Concordia para celebrar su día, entre las calles del barrio El Carmen hay un espacio de encuentro para quienes día a día cumplen con la misión de informar a los habitantes del estado.
Las paredes de una edificación sencilla y confortable, en la cual se evidencia el paso de los años,  albergan cientos de anécdotas sobre los profesionales de la comunicación, algunas  de estas historias han dejado una impronta en el corazón de quienes han estado presentes en los momentos buenos, y también en las circunstancias difíciles, vividas en el Colegio Nacional de Periodistas –CNP-, esto ha desarrollado en los comunicadores, reporteros gráficos y demás personas dedicadas a esta  labor, el apego por la institución que desde hace más de 4 décadas se ha abocado a escucharlos, defenderlos, integrarlos e inclusive ha impulsado su formación.
Tiberio Martínez, miembro fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas –AVP- y de la Casa del Periodista, expresa que  concretar la construcción de la sede del gremio fue el resultado del esfuerzo de todos los integrantes de la AVP; manifiesta que durante 10 años  recolectaron aportes y contribuciones, realizaron vendimias, rifas benéficas, y demás eventos para llevar a cabo esta acción; finalmente, la Alcaldía junto al Concejo Municipal de aquellos años, cedió un terreno para que se construyera la institución.  
En 1968 fue colocada la piedra fundacional para dar inicio a la construcción de la Casa del Periodista, recuerda un comunicador social, quien prefirió no identificarse, que desde su infancia entre las calles del barrio El Carmen observaba cómo los obreros iban levantando los muros de la edificación que años después lo acogió como uno de sus agremiados, señala que para aquel entonces siendo solo un niño, fue testigo del revuelo que causó la inauguración de esta institución en la tranquila parroquia La Concordia, de hace unos 40 años atrás.
Para 1971, la Casa del Periodista fue culminada, este acontecimiento es considerado uno de los más importantes para los reporteros de la región, quienes por primera vez contarían con un espacio propio en donde  podrían realizar diversas actividades.
La relevancia de este triunfo fue de tal magnitud que hasta el mismo presidente de la República, para aquellos años, Rafael Caldera, acudió al Táchira para inaugurar la sede del gremio; José Medina, habitante de barrio El Carmen, narra que en enero de 1971 la calle 8 de este sector fue rodeada por una considerable cantidad de militares, por lo que todos se preguntaban qué sucedía, y tras indagar con los uniformados, se enteraron de que Caldera acudiría a la inauguración de la  Casa del Periodista.
“Caldera descendió por la calle 8 saludando a los vecinos y residentes de ‘El Carmen3, en ese tiempo las autoridades no tenían tantos anillos de seguridad como ahora, por lo que pudimos acercarnos hasta él, saludarlo y estrecharle la mano”, agrega Medina. Además, comenta que el expresidente acudió a La Concordia junto con su esposa Alicia Pietri, y mientras él cortó los lazos para  dar apertura a la institución, ella inauguró un “parque de bolsillo” que había en este lugar.
La Casa del Periodista revolucionó la pasiva Concordia, señala Medina que este sector se convirtió en el epicentro donde convergían los intelectuales de la época, aunque hace 40 años los agremiados eran pocos y en su mayoría quienes constituían la Asociación Venezolana de Periodistas –AVP- eran empíricos, los habitantes del estado los consideraban personas letradas, por lo que les profesaban respeto y una cierta admiración, al ser profesionales en los tiempos en los cuales el acceso a la educación era limitado.
Pero además, la Casa del Periodista se convirtió en uno de los principales sitios de referencia para la sociedad sancristobalense, sus salones de fiesta eran unos de los más buscados después de los del hotel Tamá, indica Medina.
Al menos unas 30 personas integraban en ese tiempo la AVP, la cual, años más tarde, se convirtió en el Colegio Nacional de Periodistas, organismo que en la actualidad, de acuerdo con la secretaria General del CNP, Sandra Rondón, agrupa a más de 700 gremialistas. Además, con el paso del tiempo también cambió el nombre de la Casa del Periodista, la cual pasó a llamarse Pedro Julián Borges Zurita, en honor a un reconocido comunicador de otrora, quien fue uno de los principales promotores de la construcción de la sede gremial.
Un lugar propio
Quienes ejercen el periodismo siempre se han enfrentado a un sinfín de dificultades; para los agremiados del CNP, en el Táchira una de esas vicisitudes es la de lograr obtener la titularidad del terreno donde se construyó la sede; en octubre de 201,3 la Alcaldía  aprobó la donación de este terreno a los comunicadores sociales, luego de que la directiva de la institución presentó ante la municipalidad una investigación a través de la cual justificaba la donación de este espacio para el gremio de comunicadores de la región, pero aún continúan realizando las gestiones pertinentes para consolidar la entrega de la propiedad ante el Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria –Seniat-, refiere Sandra Rondón, secretaria General del CNP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada